El dólar paralelo en Venezuela y el dólar de Trump

El dólar “paralelo” sigue su tendencia alcista, tal como se ha venido registrando en los últimos días y con un comportamiento “impredecible”.

Asì lo reseña el portal Panorama, desde la explicación de diferentes economistas que usaron las redes sociales para opinar el comportamiento de la divisa en el mercado negro en los últimos días.

Para el economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros  “El dólar no sube por el menudeo. Sube porque a un grupo de empresas les pagaron en bolívares y están haciendo cobertura comprando dólares.

En un mercado poco profundo, con muy poca oferta y demanda, el precio sobre-reacciona. Hay pocos actores. Por eso cuando alguno de ellos presiona la demanda porque tiene bolívares y está dispuesto a pagar lo que sea, la  velocidad a la que sube el tipo de cambio se incrementa”.

Oliveros añadió “El problema no es de transparencia, el tema clave aquí es que con este modelo, el tipo de cambio no puede estabilizarse. Así el mercado lo maneje Jesús y los 12 apóstoles”.

Por su parte, el Portal Banca y Negocios destaca que las operaciones han venido incrementando tanto en la compra como en la venta.

El mercado se está haciendo más dinámico, porque se están registrando importaciones puntuales para el comercio, por un lado, mientras el gobierno está depositando pagos a proveedores de manera progresiva, cuyo destino es la compra de dólares o euros.

Asimismo, ha crecido el número de oferentes de cantidades más pequeñas, porque la inflación obliga a requerir más divisas para satisfacer las necesidades básicas de aquellos privilegiados que tienen la suerte de recibir divisas.

 

El ciudadano de a pie lo padece 

Pero los venezolanos por su parte reaccionan sin tecnicismos ante tal golpe al bolsillo. Algunos con lo poco que tienen en cuentas bancarias o en su mano, compran de manera desesperada artículos de consumo, para que no se deprecie su dinero.

Otros un tanto màs claros del ahorro en moneda dura, compran lo que les alcance en dólares para aguantarse y luego tomar decisiones.

Pero un grupo aún màs numeroso tan solo se paraliza ante la subida, casi diaria del paralelo. Por lo que permanecen atónitos ante tal factor desencadenante, de manera inmediata en la cadena de consumo de cualquier rubro.

Por ejemplo, a la velocidad del dólar paralelo sube el precio del cartón de huevos una de las proteínas màs buscada en la dieta venezolana. Su valor se disparó a 60.000 bolívares este jueves, 29 de agosto, en el mercado Guaicaipuro-Caracas. El monto está 20% por encima del precio que marcaba hace una semana: 50.000 bolívares.

¿Cuántas consecuencias màs allá de las económicas traerán estos días inexplicables en la rutina del venezolano?

¿A qué grupo pertenece usted: a los que se desesperan, los que esperan activos o a los que se paralizan?

Paradòjicamente en la economía mundial, el dólar sube pero en contextos muy diferentes…

Mientras tanto, el Dólar subió por temor a una recesión global

El dólar subió y avivó el temor de los inversionistas a una recesión, pocos días antes de que Washington y Pekín se impongan nuevos aranceles.

Vale destacar que la oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos reafirmó los planes del presidente Donald Trump de imponer un arancel adicional de 5% a una lista de importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre y el 15 de diciembre.

 

 

 

Foto de archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *