Los reales intereses de Rusia en que Maduro no se vaya de Venezuela

Los reales intereses de Rusia en que Maduro no se vaya de Venezuela (Foto:Twitter)

 

Este jueves en el Consejo de Seguridad de la ONU -la tercera vez en un mes que se debate sobre el conflicto en Venezuela- se vivió una jornada tensa a la vista del mundo, si bien la rivalidad entre Rusia y Estados Unidos ha existido por años, esta vez Venezuela fue la razón,

El Proyecto de Acuerdo sobre Venezuela propuesto por Estados Unidos no fue aprobado por algunos representantes internacionales que se mantienen en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidos (ONU). La resolución fue negada con un total de nueve votos a favor, tres en contra y tres abstenciones.
Rusia y China vetaron el proyecto de resolución que pide elecciones presidenciales “libres, justas y creíbles” y “entregas sin obstáculos de ayuda humanitaria” a Venezuela. Sudáfrica, miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, también votó en contra del texto estadounidense.
Pero de igual forma, el Consejo de Seguridad votó en contra del proyecto de resolución de Rusia sobre Venezuela con un resultado de cuatro votos a favor, siete en contra y cuatro abstenciones. El texto ruso instó a defender la independencia y la soberanía de Venezuela para solucionar la crisis en este país a través del Mecanismo de Montevideo.
Según reseña la Voz de América, el texto estadounidense señalaba a Maduro como único responsable del derrumbe económico del país sudamericano. Estados Unidos planteaba que se permitiese el ingreso de ayuda humanitaria y que se convocasen “elecciones libres, justas y creíbles” con presencia de observadores internacionales. solicitaba que Antonio Guterres, secretario general de la ONU, apoyase “la restauración pacífica de la democracia y el Estado de derecho”.
Por último, Estados Unidos subrayó la importancia de garantizar la seguridad de los diputados y miembros de la oposición.Durante el Consejo de Seguridad, Elliott Abrams, enviado estadounidense para Venezuela, respondió al canciller venezolano, Jorge Arreaza. El pasado martes, Arreaza denunció a EEUU y a sus aliados de utilizar la crisis humanitaria como pretexto de intervención militar en su país. Frente a estas acusaciones, Elliott Abrams recalcó que “la solución a la miseria y la tiranía” del régimen de Maduro es convocar elecciones.

Revisemos los que podrían ser algunos intereses que justifiquen el apoyo al usurpador

Rusia, igual que China y Turquía, dio su apoyo a Nicolás Maduro, frente a la decisión de Estados Unidos y otros países del mundo de reconocer el jefe parlamentario Juan Guaidó como presidente interino.

Según Moscú, Venezuela es el segundo socio comercial de Rusia en Iberoamérica. En concreto, Rusia invertirá próximamente 5.000 millones de dólares en el sector petrolero venezolano para garantizar el crecimiento de la producción. Otros 1.000 millones serán destinados a la producción minera, fundamentalmente de oro.

 

 “Para Rusia, la trascendencia política de Venezuela es su ubicación cercana a Estados Unidos, sus recursos naturales y la oportunidad de obtener ganancias en negocios realizados en ese país”, el abogado y experto en derecho internacional Mariano de Alba.

Los dos países desarrollan varios proyectos inversionistas en la esfera de la energía, ante todo los relacionados con la explotación de yacimientos de petróleo y gas.

Rusia ha incrementado significativamente sus acciones en la Faja Petrolífera del Orinoco, donde se encuentran las reservas de petróleo más grandes del mundopor medio de la maquinaria estatal Rosneft liderada por Igor Sechin un exagente de inteligencia ruso.

Si Nicolás Maduro tuviera que dejar el poder, Rusia podría perder una alianza que empezó con el gobierno de Hugo Chávez (1999-2013) y le convirtió en su principal aliado en la región. Desde entonces el país también se ha convertido en el segundo acreedor de Caracas, por detrás de China. Rusia “corre el riesgo que todas las relaciones cultivadas durante mucho tiempo pierdan su valor”, dijo a la agencia AFP Nikolái Petrov, profesor de la Escuela Superior de Economía de Moscú.

Una parte de la deuda de Venezuela con Rusia se reembolsa con hidrocarburos en virtud de acuerdos entre PDVSA y Rosneft. Rusia aceptó además reestructurar esa deuda en varias ocasiones.

Moscú exporta a Caracas ante todo productos alimenticios y materias primas agrícolas, productos químicos, maquinaria, equipo y automóviles. La cooperación técnico-militar entre Moscú y Caracas se basa en un acuerdo intergubernamental firmado en mayo de 2001, durante la visita del presidente venezolano Hugo Chávez a Moscú.

Un informe que el Consejo Mundial del Oro publicó el pasado 1 de noviembre confirma que en los últimos meses Rusia compró más cantidad de este metal precioso que cualquier otro país del mundo y se situó por delante de Turquía, que adquirió 18,5 toneladas. Rusia cuenta con el 17% de las reservas mundiales.

Para algunos el objetivo principal del apoyo de Rusia a Maduro se trata de una estrategia geopolítica y de desestabilización a occidente.

“La pregunta obligada en este caso es qué tan ciertos son estos mensajes, hasta dónde pueden llegar la implicación de países como Rusia en la defensa del Gobierno de Nicolás Maduro, ¿qué es lo que el Gobierno de Rusia está dispuesto a defender? ¿Rusia está defendiendo al Gobierno de Nicolás Maduro o la expansión de su alcance desde el punto de vista geopolítico para América Latina, para lo que Venezuela ha sido un instrumento especialmente extraordinario?”, se pregunta la internacionalista Giovanna De Michelle

 

 

 

A manera de ilustración de algunos intereses que se le adjudican a Rusia

 

 

Con información de RPP Noticias, La Voz de América, ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *