Hassan Rouhani: No hemos pedido ni vamos a pedir permiso para desarrollar diferentes tipos de misiles en nuestro camino y nuestro poder militar

Hassan Rouhani

 

Este lunes desde la plaza Azadi en Teherán, el presidente iraní Hassan Rouhani, ofreció un discurso por la conmemoración 40° aniversario de la Revolución Islámica, expresó que su país buscará intensificar, expandir su poder militar y el programa de misiles balísticos, a pesar de las crecientes presiones internacionales para frenarlo, esto por las sanciones de Estados Unidos.

Rouhani también prometió «derrotar» a las sanciones que Estados Unidos volvió a imponer en 2018 luego de que su presidente, Donald Trump, ordenara el retiro del país del acuerdo nuclear formado con Irán en 2015.

«No hemos pedido ni vamos a pedir permiso para desarrollar diferentes tipos de misiles y seguiremos en nuestro camino y nuestro poder militar. El pueblo iraní tiene y tendrá algunas dificultades económicas, pero las superaremos ayudándonos mutuamente», expresó el mandatario persa, ante decenas de miles se congregaron a celebrar la caída del Sha de Persia en 1979 y la instauración del régimen teocrático de los ayatolás, según informó Infobae.

 Las sanciones económicas de Washington apuntan principalmente al comercio exterior iraní, prohibiendo a Teherán el uso del dólar y vetando a las empresas estadounidenses de comerciar con entidades persas, así como también a empresas de otros países.

 El objetivo de estas medidas, de acuerdo a la Casa Blanca, es forzar al régimen teocrático a negociar una limitación de su programa de misiles balísticos, algunos de los cuales se cree pueden tener capacidad de llevar ojivas nucleares, así como poner fin al apoyo de Teherán a grupos terroristas y milicias en el extranjero, como en Siria, El Líbano e Irak.

 El domingo, incluso, Teherán reveló imágenes de una planta secreta y subterránea de fabricación de estas armas, en la víspera de los festejos por la controversial Revolución Islámica que hace 40 años derrocó a Reza Pahlavi e impuso un régimen islamista ultraconservador y represivo que en los últimos tiempo ha coqueteado con la reforma y la apertura al mismo tiempo reafirmando su visión extremista del Islam y su odio por Israel.

«La presencia del pueblo en las calles de toda la República Islámica de Irán significa que el enemigo no alcanzará nunca sus objetivos diabólicos», dijo Rouhani también este lunes, luego de denunciar un «complot» de Estados Unidos, de los «sionistas» y de Estados «reaccionarios» de Medio Oriente contra Irán.

 

 Con información de Infobae, informador.news y Infoenlace

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *