¿Está Maduro a punto de consolidar su dictadura?

Foto: El Nuevo Herald

Tras la decisión del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador de invitar al dictador venezolano Nicolás Maduro a su toma de posesión el 1ro. de diciembre, no soy muy optimista sobre el futuro de los esfuerzos diplomáticos de América Latina para presionar por una restauración de la democracia en Venezuela.

A juzgar por los primeros días de López Obrador en el poder, es probable que cumpla su promesa de campaña de no criticar a Maduro, ni unirse a futuros reclamos regionales para exigir que Maduro respete la reglas democráticas. López Obrador ha prometido que desempolvará el antiguo principio mexicano de la “no intervención” en asuntos internos de otros países, una postura que el país había utilizado en el pasado para protegerse contra las críticas externas y para apoyar a dictaduras de izquierda.

En años recientes, México había sido uno de los países más críticos de Maduro dentro del Grupo de Lima, una coalición diplomática de 14 países que incluye a Brasil, Argentina, Colombia, Perú y Chile. El grupo había firmado varias declaraciones destinadas a aislar a Maduro de la comunidad diplomática regional.

Pero López Obrador, conocido en México por sus iniciales AMLO, rompió filas con el Grupo de Lima al invitar a Maduro a su toma de posesión. Asimismo, es probable que AMLO no apoye los planes del Grupo de Lima, Estados Unidos y la Unión Europea de reducir las relaciones diplomáticas con Venezuela cuando Maduro asuma el 10 de enero por un nuevo período de seis años.

Por Andrés Oppenheimer 

Información completa aquí vía El Nuevo herald

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *