Venezuela: Entre la crisis humanitaria y la crisis migratoria por Corina Cortes

 

Entre la crisis humanitaria y la crisis migratoria por Corina Cortes Foto: Referencial

 

 

Este 28 de Noviembre el Canciller Colombiano Carlos Holmes Trujillo en su discurso en una de las Sesiones Ordinarias ante el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos reiteró la voluntad de numerosos países latinoamericanos en desarrollar un mecanismo homogéneo y unificado de medidas nacionales, regionales y globales que pudieran hacer frente de manera efectiva a la crisis migratoria que se encuentra viviendo Venezuela y es aquí donde surge la interrogante ¿Está Venezuela viviendo una Crisis Humanitaria o una Crisis Migratoria?

 

Para el ciudadano común y para uno como espectador la crisis humanitaria en Venezuela resulta más que evidente; solo falta pasearse por todas y cada una de las áreas de la administración pública para demostrarlo. UNICEF presentó un informe donde exponía que, de acuerdo a cifras No Oficiales, la desnutrición se había incrementado en un 13%, esto, de acuerdo a Caritas,  ONG internacional que tiene como función asistir a grupos vulnerables alrededor del mundo. Sin embargo, en el mismo informe de UNICEF se indicaba que las cifras no eran definitivas y que se encontraban por definir además de que de acuerdo a la administración se estaban aplicando correctivos para mitigar la situación.

 

La crisis médico asistencial también es algo de conocimiento público. Se puede ver a través de las redes sociales, a través de los sistemas de información, a través de testimonios de personas involucradas al igual que la crisis política con el reconocimiento de la existencia de presos políticos, las denuncias de corrupción y los juicios internacionales celebrados recientemente. Aun así, el término Cifra Oficial y la falta de acuerdo único por parte de los miembros de la Comunidad Internacional hace cuesta arriba que exista una presión para que la negativa del país en recibir insumos  cualquier tipo de ayuda quede nulo,  así como que la persistencia por parte de sus líderes en que todo es una acción conspiratoria sea desmentida.

 

 

 

 

 

Sin embargo, si hay una situación evidente y está demostrada por parte de la Organización Internacional de Migraciones (OIM) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) los cuales estiman que casi 2,5 millones de venezolanos han dejado su país en los últimos cuatro años y de acuerdo al  Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL), para finales de año se estime que el número alcance los 4 millones. Eso sí, esta cifra está delimitada a nivel mundial pero la cifra exacta de venezolanos migrantes que llegan a los países receptores de manera particular está aún por definir.

Es por ello que la necesidad de lograr unificar criterios y ubicar mecanismos de ayuda y asistencia resulta imperioso a fin de poder aportarle alternativas a esos grupos humanos que llegan a territorio extranjero sin propiedades, casi sin dinero y con altos niveles de vulnerabilidad, además del riesgo de sufrir agresiones y ataques xenófobos. Estos casos los hemos visto especialmente en países latinoamericanos donde ha habido numerosas manifestaciones de rechazo hacia los venezolanos en conjunto con la forma en la cual los medios de comunicación recogen informaciones haciendo énfasis en la nacionalidad cuando se trata de actos delictivos o infracciones; algo que bien podría enmarcarse en un delito de odio.

Es así como, de acuerdo al canciller colombiano, se está trabajando en la construcción de una plataforma financiera regional que cuenta con la participación del Banco Mundial, de la CAF (Banco de Desarrollo de América Latina) y la contribución de países como EE.UU. y miembros de la Unión Europea (UE) entre otros países.  El objetivo de esta plataforma financiera es la de poder sufragar los costes que tienen que enfrentar los países con la llegada de la caravana de venezolanos entre las cuales se encuentra la ubicación de campos de asistencia, la distribución de productos de primera necesidad que incluyen alimentos, medicinas y ropa así como el despliegue de planes para el asentamiento y la movilidad que de alguna manera garanticen la unidad familiar y la reagrupación.

Cabe entonces entender ¿Qué diferencia existe entre la declaración de la Crisis Migratoria y la Crisis Humanitaria? Aun cuando una no va separada de la otra, la diferencia radica en la forma en la cual la comunidad internacional puede participar. En cuanto a la Crisis Humanitaria, esta involucra una participación activa del entorno internacional en el país origen pero requiere una manifestación de voluntad por parte del receptor de la ayuda humanitaria; requiere que el gobierno reconozca la existencia de una situación de vulnerabilidad que hace peligrar su población y sobre todo la garantía de que la ayuda humanitaria llegará a su destino. En cuanto a la Crisis Migratoria, es el país receptor y la comunidad internacional quien cuenta con la autoridad para aplicar los mecanismos que considere pertinentes para el reconocimiento, protección y recuperación de esos grupos humanos los cuales de manera forzada han salido de su país de origen en búsqueda de mejor calidad de vida.

Nadie sale huyendo de su país si no existen razones fundadas para hacerlo. El concepto de patria lleva implícito un elemento subjetivo de sentido de pertenencia, de historia, de cultura, de costumbres y de casa a los cuales nadie renuncia de manera voluntaria y con felicidad. Por lo tanto, resulta imperioso entender que quien en estos momentos se encuentra desplazándose por cualquiera de las vías que considera son las idóneas para llegar a un mejor destino lo hace desde el sacrificio y la incertidumbre. Y si la comunidad internacional alega asentarse en el respeto de los derechos y garantías fundamentales, debe realizar todos los esfuerzos necesarios para que así sea.

Corina Cortés. Abogado. Mcs. Derecho Internacional. Especialista en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitaria.

e-mail: cortesinternacionalista@gmail.com

Facebook:/ chcoagendamundo/ Agenda Mundo 2.0

WordPress: Agenda Mundo 2.0

Instagram: @cortesinternacionalista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *