Conozca a la generación SuperVIHvientes: Tienen 30 años viviendo con el virus Sida

Conozca a la generación SuperVIHvientes Foto: EME

 

 

Se infectaron en los 80, cuando no había nada que combatiera a un virus letal, del que poco se sabía y que se llevó a decenas de amigos. Consiguieron sobrevivir y hoy peinan canas

Ferran Pujol recuerda cada detalle de aquel día de 1986. Aún puede sentir el miedo, la desazón, la angustia… la sensación de que el futuro dejaba de existir en aquel preciso momento. Tenía 27 años y la vida se acababa. Y la culpa la tenían sólo tres letras: VIH.

Si alguien le hubiera dicho entonces que más de tres décadas después seguiría vivo, en activo, pensando en las 60 velas que pronto soplará, se habría reído en su cara: «En aquella época lo único que podías pensar es que ibas a morir, porque eso era lo que pasaba. No había esperanza», recuerda.

Su propio médico se lo había dejado muy claro unos días antes: «¿Para qué quieres hacerte la prueba? ¿De qué te sirve averiguarlo si no hay nada que podamos hacer?».

Como él, Ana Martín también recibió una sentencia de muerte en forma de diagnóstico en el 87. Con la suya, Ramón Linaza calculó que no superaría los primeros años 90. Y Mar Linares, muy enganchada a las drogas, sólo pudo pensar una cosa cuando en 1989 le dieron tres meses de vida: «Ojalá me muera antes». Porque el sida, esa enfermedad de la que apenas se sabía nada, era implacable, y no dejaba de llevarse a amigos y conocidos.

Contra todo pronóstico, todos ellos sobrevivieron a «aquella sangría», resistieron tanto la falta de tratamientos como las terapias altamente tóxicas que llegaron después, lucharon contra el estigma y, después de muchos años, se han plantado en ese futuro que creyeron que nunca existiría.

Pensaron que no cumplirían los 30 y están llegando a los 60. Y son la primera generación que alcanza en masa la edad de jubilación después de compartir toda una vida con el virus del sida.

En las consultas, ya se nota el cambio: prácticamente la mitad de los aproximadamente 145.000 pacientes con VIH que existen hoy en día en España ya tienen más de 50 años, según los datos epidemiológicos. En 2030, serán el 73%. Pero se enfrentan a un nuevo reto: el envejecimiento acelerado que el virus y los años de terapias tóxicas provocan en su organismo.

Información completa aquí vía El Mundo de España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *